No grave will hold me...

No grave will hold me...
Os estoy vigilando...

lunes, 10 de marzo de 2008

Love

Un hombre entra en un antiguo pero concurrido casino. Tras mirar a su alrededor, repara en una mesa apartada, iluminada tenuemente por una lámpara de techo cuya bombilla amenazaba con fundirse. Sentado en una silla junto a la mesa, había un hombre, de rostro muy adusto y barba de tres días rodeada por una melena de pelo castaño algo cano sobrepasaba la nuca. Vestía una larga gabardina marrón antigua sobre una camisa blanca y pantalones de cuero marrones. En su cabeza, inclinado y cubriéndole los ojos, lucía un gran sombrero marrón con una cinta ocre. En sus finos labios se sostenía un cigarrillo arrugado, cuyo humo redondeaba el bucólico ambiente que le rodeaba. Estaba apoyando las piernas en la pequeña mesa, dejando ver sus botas de cocodrilo con espuelas. Jugaba a lanzar una moneda al aire y atraparla con una mano. Intrigado, el primer hombre se acerca, preguntando con ironía:

- ¿Cuál es tu juego, vaquero?

El otro hombre detuvo el movimiento de la moneda y levantó el sombrero de sus ojos pardos con un dedo. Sonrió.

- Dados

El primer hombre se sienta frente a la mesa.

- Vale, juego

El tahúr bajó los pies y miró sonriente al hombre. Con un rápido juego de manos, un dado apareció entre sus dedos índice y corazón. Con un segundo movimiento, no menos hábil, apareció un segundo dado entre el corazón y en anular. En las caras de los dados habían ornados corazones, o nada en absoluto, a partes iguales. Le pasó uno de los dados al hombre, acentuando su sonrisa. El hombre lanza el dado al tapete y la cara que aparece es uno de los corazones.

- Uhm, buena suerte... Prueba ahora.

El tahúr le pasa el otro dado al extrañado hombre. Lo lanza y vuelve a salir un corazón. El hombre esboza una dudosa sonrisa mientras el tahúr se recuesta, vuelve a taparse los ojos con el sombrero y comienza a jugar con su moneda de nuevo.

- Has ganado

- ¿Y ya está...?

El tahúr sonríe.

- ¿No ha sido divertido?

El hombre resopla y se marcha del recinto poco más tarde. Su vida desde aquel día mejoró, al conocer al amor de su vida y percatarse de que su amor es correspondido. Al tiempo recuerda a aquel viejo tahúr y su juego, tras el cual su suerte cambió. Decide volver con la expectativa de que su vida siguiera mejorando.

- Hola de nuevo, vaquero

Una vez más, el tahúr jugaba con la moneda, con el sombrero cubriéndole medio rostro.

- ¿Cómo tu por aquí?

- Vengo a jugar otra vez

- ¿Estas seguro que quieres volver a tentar a mis dados...?

- ¡Estoy en racha, viejo!

El tahúr sonrió, volviendo a pasarle los dados. El hombre lanzó el primero y volvió a salir un corazón. Sin embargo, el siguiente dado resultó en una cara en blanco. Contrariado, el hombre mira al tahúr, que volvía a recostarse sobre su silla.

- Quien avisa...

El hombre se marcha algo decepcionado pero sin darle importancia. Su suerte no está en ese casino, piensa. A pesar de ello, su vida vuelve a cambiar. Su amada cada vez se muestra más y más distante, hasta que, finalmente, le abandona de manera cruel. Furioso, indignado y despechado, el hombre espera a la salida del casino a que el tahúr salga. Éste lo hace poco antes de que el recinto cierre, arreglándose el cuello de su larga gabardina. Cuando el hombre se acerca a él por detrás, antes de que pueda reaccionar, el tahúr desenfunda un antiguo revólver y lo apunta directamente a la frente del hombre.- Llevo ya demasiado tiempo ejerciendo con un ridículo arco y multitud de flechas, viendo cómo vosotros os divertís apostando vuestros corazones y aquellos que no os pertenecen, destruyéndoos por capricho. Menospreciando y jugando con lo que os ofrezco, malditos necios. Habéis acabado con mi paciencia.

El tahúr amartilla el revólver y sonríe, ante el rostro desolado del hombre.

- Ahora soy yo el que juega con vuestros corazones



_________________________________________________________


Se me ocurrió una cosa tras escribir esto:



Imprimid dos copias de esa imagen (en tamaño algo mas reducido, para no violar a la impresora '^^) y construíd sendos dados. Haceros una foto "posando" con esos dados para emular al Tahúr y mandádmela a mi correo. Haré una reedición de este post con todas las que se me envíen, ¿Qué os parece? ¿Os animáis?

O quizás...

¿Qué tal una partidita de dados? >:3

8 comentarios:

Tréveron dijo...

En fin, huelga decir que este relato es de la calaña de Fate y Fear. Es más, amenazo con más relatos de este tipo porque me ha gustado la idea (ya los guardo en una carpeta aparte dentro de la de "relatos" que se llama "Incarnations" '^^). Os animo a sugerirme algun sentimiento que se os ocurra y yo ya si eso me apaño para hacer algo con ello.

En cuanto a lo de los dados, me apetecía hacer algo terriblemente friki y haceros partícipes. No es una obligación, pero molaria que participarais, apuesto a que quedaria genial x)

En fin, lo de siempre, críticas y espero que os haya gustado :3

BIO dijo...

A mi me ha gustado mucho el relatillo, y mola la idea de los dados,...ya veremos si me animo a hacerme una fotillo :P pero no vale luego reírse, jejeje.

Un besico.

P.D: Me encanta verte feliz. :)

Vorian dijo...

Que bien, mi primer dia de u(quede molida) y me encuentro una actualizacion en tu blog XD un intercambio equivalente, vale decir que me subiste el animo ^^

Yo me sumo a lo de la foto, dentro de la semana te la mando XD

Cuidate chico XD

Por cierto... AVANZA THE NETHER!!!

Siltha dijo...

3 cosas.
Primero las malas:
Un tipo vaquero desharrapado fumando en un casino es de todo menos bucólico.
En los casinos hay crupiers, no tahúres
Por todo lo demás, mola un montón el relato, el final está genial.

Tréveron dijo...

está bien, quizas haya errado en mi concepto de "bucólico", pero conocco perfectamente la diferencia entre tahures y crupieres, y sigo refiriendiome a mi tahur como tal

Sinkim dijo...

Una historia muy buena, Treveron, original y bien escrita :-D

Podrías hacer historias parecidas sobre los 7 pecados capitales y sobre sus opuestos :-)

Delerium dijo...

tendria ke encontrarme yo a ese tio de los dados...

MALDITO CABRON PORKE NUNCA HAY FLECHAS PARA MI PUTO CORAZON PODRIDO!?!?!??!

grrr!!! le mataria como le viera!

>.<" hasta los cohones de ke juegen conmigo a ke!?!?! a nada!!!

grrr hombres!!!!

humpf!!! en serio, cogia al tipo ese y le hacia un corte para ke viera como las visceras se desparraman en el suelo

muajaja!!! JODETE MALDITO CAPULLO!!!


arg!!...


lo siento...los asuntos del amor me pone mala >:(

Tréveron dijo...

si... la verdad es que ese cabron tiene la costumbre de jugar a placer con esos dados suyos...

y Sinkim, lo de los pecados capitales... no se, ya seria un poco raro cuando aun no he hablado de ninguno de ellos

Ademas, ya sabeis lo que puede ocurrir con la lujuria... xDDD