No grave will hold me...

No grave will hold me...
Os estoy vigilando...

jueves, 30 de agosto de 2007

Follow the Leader /Z/ (D)


"¡Vaya, ya no esperaba ver a nadie por aquí!"

- ¿Qué...?

"Supongo que no eres de los que hablan mucho..."

- ¿D-dónde... estoy? - Todo estaba oscuro.

"Déjame adivinar: sigues tu camino sólo... y eso no te acaba de hacer feliz, ¿verdad?"

- Esa voz... - Efectivamente, esa voz era terriblemente conocida...

"Ah, los sueños..."

- Pero n-no es posible... - No lo era

"Los que decidimos caminar solos quizás seamos los más valientes..."

Tal vez... Sí...

"...aunque también se nos considere los más insensatos"
Era tan simple como eso...

"¡Vamos, nuestro camino está ahí delante!"

Estaba como él...

"Dios, qué pesimismo..."


Yo...


"Mira, un camino no es solo el camino en sí, ¡sino cómo lo recorres!"


Estaba...


"¡Vamos, piénsalo!"

Muerto...

- Por fin lo has asumido, ¿eh? ¡Te ha costado, chaval!

Al fin logré ver algo en la oscuridad. Una imagen borrosa y distorsionada, aunque visible, apareció ante mí. La imagen se fue haciendo más y más nítida en medida de segundos, pero no lo necesité para saber quién se estaba materializando delante de mi: una vez más, la alegre mirada del Chico me estaba escrutando.

Tú... - ya no le recibía con el entusiasmo de antaño. Aquel debilucho se había ganado mi desprecio.

Se acercó a mí con paso decidido y con al sonrisa de siempre. Y cuando llegó junto a mi, y antes de que pudiese hacer nada por evitarlo, me dio un sonoro golpe en la nuca. No fue tanto por el escaso dolor que me produjo, sino por el desconcierto de la situación, que no reaccioné en absoluto ante aquella afrenta.

- Veo por el hecho de que estás aquí que no has aprendido absolutamente nada... -Aquello no era una reprimenda: en su voz no había rencor ninguno.

- ¿Y qué aprendiste tu mientras el Río se te llevó? - Mis palabras surgían de mi boca como serpientes ponzoñosas, pero no parecieron surtir ningún efecto sobre el Chico, que repuso:

- Morí, sí. Y siguiendo mi propio camino. Algo que es mucho más de lo que se puede decir de ti.

Puede que perdiera mis sentimientos, puede que mi frialdad rigiera mis actos desde aquel día, pero aquellas palabras me dolieron.

- ¿Qué haces aquí? ¿He muerto? - Pregunté, para olvidar el chasco que acababa de recibir.

- ¿Que si estás muerto? Eso depende de ti - sus palabras me sumieron en un repentino desconcierto. - En cuanto a mi presencia aquí, digamos que he sido invocado.

- Yo no te he llamado. Tu presencia aquí no es bien recibida.

- No. Tú no me has invocado. Ha sido Él. - señaló con la cabeza hacia mi espalda.
¿Cómo...?

Me di la vuelta deprisa, como si esperara un ataque, pero lo que vi me chocó más que eso: detrás de mí estaba mi antiguo Yo, de pelo castaño, ojos verdes y piel pálida, aunque con color. Él también se dirigió hacia mí. Pero lo que recibí de Él no fue un ligero golpe. Me propinó un puñetazo con su mano derecha en mi pómulo antes de que pudiera hacer nada por defenderme, si bien no me lo esperaba. Del impulso caí de bruces al suelo.

Mientras me levantaba, mi antiguo Yo se colocó junto al Chico y se cruzó de brazos. Ambos me miraron de arriba abajo: Él con decepción en sus ojos, mientras que el Chico me miraba como si tan solo hubiera cometido una travesura. Él habló primero.

- ¿Cómo has podido perderte de esa manera...? - antes de abrir la boca para poder responder, prosiguió - ¿Y piensas que los que cayeron son los débiles? Has sido tú el que ha acabado siendo una marioneta, imbécil... Ella te ha manejado con los hilos que tú creaste al dejarte llevar. ¿Ahora pretendes revelarte de la tiranía que Ella representa y que nadie más que tú inventó? Esta paradoja es tan absurda como tu existencia desde tu "metamorfosis". Das pena.

Pude notar el rencor y el odio en sus palabras. Rencor y odio que sentía hacia Ella y que me transformaron, tornado ahora contra mí. Por primera vez desde que cambié, note una angustia asfixiante en mi pecho. Una horrible sensación de ahogo que me hizo encorvarme hacia el suelo. Abría la boca para intentar tomar un aire que parecía no existir a mi alrededor.

Pude ver como mi Yo anterior tenía tanta razón como cuando el Chico me habló hace tanto tiempo. Él parecía haber evolucionado, madurado, mientras que yo no había hecho más que caer en los hoyos que yo mismo cavé.

El Chico puso su mano por encima de su hombro y habló.

- Vamos, vamos, no se podía decir mucho más de ti cuando me encontraste... - Él giró la cabeza hacia otro lado, como refunfuñando, los tres sabíamos que era verdad. - Y sin embargo ahora le das lecciones a él. - Me miró a mí - Ambos tenéis que ser fuertes, pero no a costa de vuestras emociones, o vuestro juicio - Ahí le miró a Él.

Hubo un momento de silencio, tras el cual nos miramos Él y yo.

Venga, ambos sabéis lo que tenéis que hacer. - concluyó el Chico, con una gran sonrisa.

Extrañamente, sí que lo sabíamos. Y ambos nos acercamos el uno al otro. Estiramos nuestros brazos y nos dimos la mano en un gesto sincero.

Entonces ocurrió algo extraño: no podíamos soltar nuestras manos, como si una fuerza nos las hubiera atado. Seguidamente, Él, que no había dejado de mirarme a los ojos, comenzó a brillar con una luz rojiza, que pareció canalizarse a través de se mano. Deslumbrado, cerré los ojos y noté como si a través de mi mano un torrente de energía recorriera todo mi cuerpo.

En un instante, percibí como si la mente de Él se hubiera fusionado con la mía. Noté su rencor hacia mí, su aprecio por el Chico. Recordé todo lo vivido hasta el momento y lo juzgué con su capacidad, la que yo había perdido. Sentí también por qué Él había invocado al Chico. No era odio enfermizo lo que sentía hacia mí, sino preocupación por el qué sería de mí si continuaba así. Algo que me conmovió profundamente, notando, de esta manera, que mis sentimientos habían regresado a mi espíritu.

Entonces abrí los ojos. Él había desaparecido.

Miré al Chico, que me observaba con curiosidad. Jamás me alegré tanto de ver a alguien. Corrí para abrazar a la única persona realmente con la cual hubiera querido compartir mi camino. Le abracé muy fuerte, a sabiendas de que él había muerto, y que sólo estaba ahí para guiarme una vez más, una última vez. Derramé lágrimas de tristeza ante la que creía sería la última vez que lo vería. Nos separamos del abrazo, y él vio mis lágrimas, que no me molesté en enjugar.

Él me propinó un fuerte puñetazo en el hombro, sin dejar de sonreír, y por supuesto sin intención de hacerme daño.

¡Vamos, no dejes que tus lágrimas distorsionen tu visión! ¡Necesitas ver bien para lo que viene ahora! - debió deducir que pensaba que era la última vez que nos veríamos - Y no te preocupes, ya me has invocado una vez. No creo que sea difícil volver a hacerlo para echarnos unas risas.

Él rió de manera sonora. Yo sonreí tristemente. Entonces el Chico brillo con fuerza. Su cuerpo desprendía una luz azulada que, como la Él desprendía, me deslumbró, haciendo que cerrara los ojos.

Y entonces los abrí. Y me encontré de frente con la gélida mirada de Ella. La sonrisa de triunfo que coronaba su rostro se disolvió al instante.

Y, por primera vez, vi el terror en sus ojos.

7 comentarios:

Tréveron dijo...

chicos, esto se acaba

el proximo post sera el final de la historia...

HASTA ENTONCES SUFRID!!



(y espero que os haya gustado esta parte y tal...)

:P

Tréveron dijo...

(y que sepais que he colgado esto bajo amenazas de muerte... :( )

(pero la ultima parte tambien esta escrita y os tocara esperar solo por joder, cabrones!!!)


xS


ya era hora de revelarse un poco, leñes..

Deed dijo...

jo macho que le suelte un par de oxtiones ya a la tipa XDDDDDD

(y ya sabes lo que te espera si no cuelgas el final pronto.... ATAQUE DEMYX-SUPREMO, BWAJAJAJAJAJA!!)

Keirana dijo...

Weheeeeee que se la coma grrr que se trague su espada fresquichuela y su malignidas!!!

Este capítulo me ha recordado a una peli... mi peli favorita desde siempre "Más allá de los sueños", la conocéis?? Es de Robbin Williams...

Deed dijo...

yo si que la he visto!! es genial, menuda llorera... :_3

Sinkim dijo...

Da pena saber que se va a acabar en el próximo post, menos mal que siempre puedes poner más partes del tramo central de la historia XDDD

Por ciert Kei, por si no lo sabes, la peli "Más allá de los sueños" está basada en el libro del mismo título, de 1978, del genial escritor Richard Matheson, acaban de reeditarlo por si lo quieres leer :-D

Tréveron dijo...

pondre el siguiente post cuando lo considere apropiado

y suficient lo he alargado ya como para poner mas partes de por el medio....