No grave will hold me...

No grave will hold me...
Os estoy vigilando...

viernes, 30 de enero de 2009

[I.F.S.] Guardian Angel

Dibujo: Mirian Frías Ferrer (Deed)
Relato: Andrés A. Martínez Bertomeu (Tréveron)

Mark miraba perdido el horizonte, desde lo alto del imponente precipicio de la cantera. El cielo estaba despejazo y de un azul brillante, apenas manchado por jirones blanquecinos. La luz del sol se reflejaba en el abrupto y polvoriento suelo antaño trabajado y perforado, a decenas de metros bajo la altura del risco. No había brisa alguna que acariciara su rostro y, llegado a ese punto, Mark, a sus diecinueve años, ya solo sentía el peso de la pistola en su mano.

- Siempre he sido muy torpe – dijo, mirando al cielo – y para bien o para mal, ello me permitía verte. Siempre he notado tu presencia, a lo largo de toda mi vida.

Apretó el mango del arma con fuerza. La mano le sudaba y un escalofrío recorrió su brazo.

- Muy pocas veces, a pesar de todo, han sido las veces en las que he podido afirmar que te vi. – continuó – Y siempre fueron destellos fugaces del reflejo de cristales. – rió – Pero, demonios, fueron suficientes.

Muy lentamente, Mark alzó la mano que sostenía el mortal artefacto, ya cargado y amartillado, con la intención de dirigirla a su sien.

- Fue tu rostro, fueron esos ojos tiernos. Tu candorosa sonrisa que me hacía sentir tan seguro. Realmente me sentía protegido. Realmente me sentía bien.

Presionó el cañón del arma en su sien. Estaba frío, y si bien fue por ello o por el acelerado palpitar de su corazón, el vello de su cuello se erizó, y un escalofrío recorrió su espina. Sus ojos se empañaron.

- ¿Qué he de hacer…? – musitó, mientras apoyaba el dedo en el gatillo - ¿Qué de hacer para poder volver a verte…?

- Detente…

Fue apenas un susurro, acompañado del vibrante sonido del viento desplazado a través de cientos de plumas. Mark giró la cabeza hacia la fuente del sonido, de aquella voz cuya dulzura sobrepasaba con creces aquella que oía en sus sueños.

Y sonrió. Ella estaba allí.

Sus cabellos eran negros como el azabache y su finura arrancaba destellos de ónice del sol. Éstos caían sobre su rostro cubriendo uno de sus ojos, profundos e inescrutables, grises como un cielo nuboso. Un vestido simple de seda brillante dibujaba las sinuosas y sugerentes líneas de su cuerpo y, naciendo en su espalda, dos enormes alas, blancas como palomas, se abrían hacia Mark.

- Has venido – dijo éste, que no pudo reprimir la emoción en su voz.

- ¿Qué estás haciendo, pobre alma…? – preguntó ella, con amarga condescendencia.

- ¿Sabes por qué he elegido un vulgar revólver? – apartó el arma de su cabeza y la observó – Cuesta mucho conseguir una licencia ara una de éstas. Exámenes escritos, psicotécnicos, periodos de espera… Pensé que habría tiempo de sobra para que vinieras, lo has dejado para el último momento – le reprochó con ternura.

- No creí que fueras a hacer esta locura.

- Es curioso… el examen psicotécnico reflejó que no tengo ningún problema en la cabeza, pero verte a ti hace que sea como para pensárselo, ¿no crees?

- He acudido a ti una vez más para protegerte de nuevo, Mark. Suelta ese arma y aléjate de la cornisa, por favor…

Él negó con la cabeza, cerrando los ojos con fuerza. Una lágrima rebosó de cada ojo.

- No… no… no quiero volver a perderte… llevo soñando con tu rostro demasiado tiempo… Esta visión, o lo que quiera que sea, es demasiado hermosa como para perderla… – volvió a presionar el cañón contra su sien – ¡Y a Dios pongo por testigo que si vuelvo a perderla mi vida dejará de valer la pena!

El ángel le observó, incapaz de actuar por divino mandato, y sus ojos se humedecieron con las primeras lágrimas de angustiosa impotencia.




- Me pides un imposible… Y si presionas ese gatillo irás a un lugar más allá de mi alcance. Más allá del alcance de nadie. Por favor – suplicó – baja el arma…

La mano de Mark tembló. Titubeó por primera vez, y ella le presionó, esperanzada.

- Si presionas ese gatillo, ya no podré volver contigo jamás… no me hagas esto…

Él pareció ceder por fin, y la pistola se alejó de su cabeza.

- Sí… tal vez sea mejor… – comenzó a decir, mientras abría su mano dejando caer el arma al suelo.

- Así es… - suspiró aliviada

- Tal vez sea mejor no volver a verte.

Y se dejó caer por el precipicio.

El ángel no perdió el tiempo con gritos de terror y se lanzó tras él como una exhalación. Batió sus alas con fuerza hacia abajo y las mantuvo pegadas a su cuerpo para ganar velocidad y poder alcanzarle. Mark, completamente entregado a la caída, cerró los ojos mientras escuchaba, entre el estruendoso rugido del viento en sus oídos, la violencia de las vibraciones de las plumas de su ángel que, agarrando sus pies, pudo darle alcance por fin.

El suelo se acercaba a toda velocidad, ella apenas iba a tener tiempo de frenar la caída con sus alas.

Por ello, se limitó a abrazarle.

Mark sintió su cabeza contra su pecho, inhalando su celestial aroma, acariciando su cintura sobre el fino tejido de seda. Plenamente consciente de que no habría infierno que pudiera hacerle olvidar el infinito consuelo de aquel momento. Creciendo en la certeza de que un mundo sin ella perdía todo su atractivo y su encanto. Suspirando aliviado, al cerciorarse de que su locura se perdía en la tangibilidad del pequeño cuerpo de su ángel de la guarda. Y sintiéndolo, ella le abrazó con fuerza, incluso en los últimos segundos.

El impacto era inminente.

Y ella nunca abrió sus alas.

_______________________________

Ya sé que prometí que el siguiente Fanart Invertido sería de el siempre amigable y sangriento Secun, pero por problemas técsnicos, ello se verá retrasado al próximo número (esperemos...). Mientras tanto, ¡no dejéis de mandar vuestros dibujos (aquí pegaría la palabra "amiguitos", pero paso... xD)!

¡Ciao!

7 comentarios:

Deed dijo...

me encanta ^^
es romántico y triste, bien redactado y precioso, y describe a la perfección el dibujito :)

SHYRU_OKAZI dijo...

Esta muy bueno, ya lo lei y no hay palabras!

El dibujo de Deed tambien esta chulo!

Tori dijo...

Que lindo!!que vivan las cosillas tragicas que por una extraña razon me alegran el dia =D!
Definitivamente me gusta como escribes...y si casi no te dejan comentarios es que es mas facil leer una tira que un relato (la juventud y sus drogas...).
Y el dibujo de Deed esta hermoso!

Adrix GC dijo...

Simplemente decirte que, en mi situación actual para con los sentimientos, el relato ha hecho que me emocione y hasta se me salten las lagrimas.
Precioso Trev, de verdad. Y Deed tan artista como siempre. Seguid asi, y felicidades con un poco de atraso a los 2 ^_^

SHYRU_OKAZI dijo...

¿PORQUE NADIE LEYO ESTO?, O LO LEYERON Y NO COMENTARON?

Dark Pop Zombie Hip-Hop dijo...

ME ENCANTA! ME ENCANTAAAA!
TREV, TE FELICITO MIL VECES POR TU GRAN NIVEL NARRATIVO, ESPEREMOS QUE HAYA MUCHO MAS FANART INVERTIDO Y QUE BUENO, SIGAS DELEITANDONOS CON TUS HISTORIAS TAN.... HERMOSAS...

Jardius dijo...

Lo he leído! Con un poco de retraso ^^u

Me encanta, es genial cuando unas cuantas palabras (eso sí, muy bien colocadas)pueden llegar a emocionar tanto.

n_n