No grave will hold me...

No grave will hold me...
Os estoy vigilando...

lunes, 3 de marzo de 2008

The Nether, Chapter X: Chains of Life (III)

- ¿Pero cómo es que...?

- ¿...me han encadenado y me permiten seguir matando? – interrumpió de nuevo Yorüen – Todos los reos, antes o después, pasan por esta Torre. Y todos tienen cada cierto tiempo un permiso para pasear por ahí, custodiados. – sonrió para sí – A mí no tardaron en retirarme esa libertad.

- ¿Y eso por qué?

- Porque en esos períodos, digamos que seguía experimentando con los Nero...

Nahara le miró anonadada. ¿En serio aquel humano era capaz de enfrentarse solo a los guardianes de Nocheeterna? Tras unos instantes suspiró, casi compadeciendo a aquel hombre.

- ¿No sentías respeto por vida alguna...?

Sorprendentemente y por primera vez desde que la Bianco había entrado en aquel pasillo, Yorüen desvió la mirada, escrutando en su memoria. Nahara pudo incluso ver un deje de melancolía en su mirada antes de que su largo pelo carmesí cubriera su rostro. Aquel gesto la contrarió sobremanera.

- Tenía un perro. – dijo por fin – El único que no me juzgaba por lo que hacía.

Nahara sintió una repentina curiosidad.

- ¿Y qué fue de él?

- Me corté las venas sentado junto a la bañera llena de agua que se volvía más y más sangrienta por momentos mientras sentía el dolor y el desvanecimiento de la vida que me abandonaba. Y sin embargo lo único que sentía era el tacto de su lanuda cabeza en mi regazo y el sonido de sus gemidos. – un tono de tristeza bañada de rencor teñía su voz – Arruinó mi momento de gloria...

Por alguna razón, una parte de Nahara se compadeció de aquel hombre y cambió de tema, para bien o para mal, pensó.

- ¿Y... nunca fuiste neutralizado? – preguntó la Bianco con cierto apuro

- Un eufemismo muy curioso para una Nero... – el cambio en el tono de voz de Yorüen fue evidente. Volvió a mirarla – Claro que fui “neutralizado”. Decenas de veces. – Nahara disimuló su desconcierto ¿Decenas de veces? – Pero seguía negando el Olvido, así que... regresaba aquí una y otra vez. – miró a sus cadenas – Por ello decidieron encadenarme tan férreamente como pudieron, y como parte de mi castigo me dejaron aquí frente a todos estos cadáveres – dijo señalando con la cabeza a los maltrechos cuerpos que colgaban de la pared – que no hacen sino recordarme mi imposibilidad de ejercer mi obra.

- Entonces... ¿cómo es que antes...? – ante aquella pregunta, Yorüen sonrió

- Cambiaron mi permiso... Ella me deja ajusticiar a algunos de los reos.

- ¿Ella? – Nahara parecía desconcertada, aunque sospechaba a quién se refería

Yorüen sonrió con satisfacción.

- Tú no la conoces, ¿no es así? – clavó su mirada en los ojos abiertos como platos de la Bianco – No… claro que no…

- ¡¿De quién demonios hablas?! – Nahara estaba desesperando

- Y por eso me lo ha pedido…

- ¡Respóndeme! – temía haber sido descubierta

- Tú nunca has matado

- ¡¡¡Yorüen!!!

- Hoy deberás aprender



Un chasquido. Nahara retrocedió. Una vez más, las cadenas de Yorüen chirriaron mientras se deslizaban hasta el suelo. De nuevo el silencio solo turbado por la pausada respiración del asesino. La Bianco, completamente aterrorizada, alzó la guadaña. El estruendoso y acelerado bombeo de su corazón apenas le dejaba percibir su alrededor. Yorüen se frotaba las muñecas mientras crujía su cuello. Sus ojos estaban cerrados.

- Ese no es el corazón de alguien que constantemente se enfrenta al peligro de ser atacado. – Nahara tragó saliva – Ese no es el corazón de un Nero

Nahara dio dos pasos hacia atrás.

- ¡No te atrevas a acercarte!

Yorüen caminaba despacio hacia ella, sin dejar de mirarla a los ojos, ignorando la guadaña que ésta blandía. Atravesaba la luz de la Luna que entraba por los ventanucos y sonreía señalándolas, mientras sus ojos refulgían con el brillo de las antorchas.

- ¿No la oyes? ¡Me lo está pidiendo! – Yorüen reía con deleite – Pero quiero que lo sientas... Vamos, te daré una oportunidad

- ¡TE HE DICHO QUE NO TE ACERQUES A MÍ!

Nahara balanceó la guadaña con violencia en dirección a su pecho, pero él fue más rápido y se hizo a un lado, atrapando el arma de la Bianco con una mano. Chasqueó la lengua con expresión divertida. Con su otra mano, Yorüen asió su cuello con fuerza. Ella sostenía la guadaña con una mano y con la otra se aferraba al brazo que la asfixiaba.

- Y tu oportunidad pasó

Nahara sentía cómo le fallaba la respiración. Debía pensar algo rápido o allí terminaría su historia. Pensó en Dimahl. ¿Era culpa suya? No... Ella podía haber rechazado aquel trato. Simplemente seguiría en Guardaluz, caminando por los infinitos campos. Disfrutando de la calma del Edén de las almas caídas. Así era Guardaluz.

Guardaluz...

Un pensamiento y la guadaña desapareció. Su parca grisácea sobre el mono negro ajustado se desvaneció, dando lugar a la inmaculada túnica de los Bianco. Yorüen miró asombrado cómo el arma a la que se asía se disolvía en el aire y el aspecto de su presa cambiaba.

- Tú...

Y en la mano libre de Nahara apareció, tras materializarse bajo la manga, una espada de hoja blanca y mango dorado. Con un grito de desesperación embistió con ella el pecho de Yorüen desde su lado derecho, atravesándole hasta emerger bajo el omóplato izquierdo. Mientras la Bianco sostenía la espada con tudas sus fuerzas, él se irguió de repente con un tosido que derramó un fino hilo de sangre en la comisura de sus labios. Tras eso, se desplomó parcialmente sobre ella, apoyando su frente junto a la suya. En el campo visual de Nahara solo se vislumbraba, los ambarinos ojos de aquel hombre, que, a pesar de su herida mortal, sonreía.

- Dime... ¿qué sientes...?

Y dicho esto, la Bianco vio cómo Yorüen se disolvía frente a ella, y cómo la niebla que una vez fue uno de los peores asesinos de la historia la rodeaba para regresar a la columna de la cámara central. Ninguno de los dos sabía que, lejos de allí, frente a la Biblioteca de Guardaluz, esperando a Dimahl, un lanudo y enorme perro gemía de manera lastimera, intuyendo lo que acababa de ocurrir.

Nahara jadeaba por lo ocurrido. No por haber recuperado el aire; su sensación nada tenía que ver con eso. Sin ni siquiera habérselo planteado, su aspecto volvió a tener el aspecto de una Nero, y su angustia se intensificó. Su guadaña se volvió a manifestar frente a ella y, entonces, Nahara estalló.

Gritando desesperadamente tomó la guadaña y arremetió contra uno de los cuerpos que colgaba de la pared, cerca de ella, por clavos que atravesaban sus hombros. Dividió su vientre el dos de un tajo.

Uno por uno, con un frenesí caótico y sin dejar de gritar, hizo que todos los cuerpos de aquel pasillo se disolvieran en la niebla. Con los ojos abiertos y una lagrima derramándose por su mejilla, Nahara jadeaba casi aullando, en el silencio de aquel pasillo.

Era aquel lugar, pensó. Algo en aquel maldito lugar la estaba infectando. Salió corriendo de ese pasillo y descendio a trompicones las escaleras de la cámara central. Se cruzó con una Nero encapuchada contra la cual chocó en su desesperado avance. El encuentro hizo que aquella guardiana perdiera su capucha. Los oscuros ojos de Nevan la observaron con una sonrisa.

- Sí... – dijo mientras miraba la boca del pasillo que conducía a Yorüen – Él suele ponernos así...

Nahara llegó a la puerta de la Torre, la cual estaba vacía: los dos Nero que la flanqueaban no estaban. Se llevó las manos a la cabeza, dejando caer la guadaña al suelo. Lo que acababa de suceder no parecía ser sino imágenes escalofriantes fragmentadas de manera macabra. Pero cuando la Bianco creía que ya nada podía empeorar en aquel lugar, la oyó de nuevo.

Aquella jadeante respiración.

Pero ya no la oía dentro de su cabeza.

La oía sobre ella.

Entonces Nahara alzó la mirada y la vio. Una mujer flotaba frente a la silueta de la Luna. Su vestido, blanco e inmaculado, de escote palabra-de-honor, era más largo que su estatura. Sus largos y lisos cabellos negros daban reflejos azul marino en contacto con la luz de la Luna. Pero si había algo que destacaba en aquella mujer, era una cinta de tela blanca, de tejido fino aunque opaco, que flotaba rodeando su cuerpo en espiral. Este retazo de tela, a la altura de su cabeza, cubría sus ojos en una vuelta y su boca en la siguiente. Descendía por su pecho y se enrollaba en su brazo izquierdo hasta su mano. Volvía a su cuerpo rodeando su cintura y finalizaba alrededor de sus piernas. Con aquella agónica voz, aquella inquietante visión hablaba. Aunque parecía que ni siquiera movía su boca, cubierta por la cinta de tela.

- Tú... no perteneces... a Nocheeterna...

12 comentarios:

Tréveron dijo...

Pues hala, por votacion popular gana la opcion "colgar el capitulo y esperar cmo gorrinos" xD

Nah, en serio, hare lo que pueda para seguir, auque probablemente cuelgue antes unos relatos cortillos que me rondan.

En fin, lo de siempre, OPINIONES!!

cual es vuestra conclusion final de Yorüen? a que mola el fanart que me ha hecho Pote (mil gracias!)?

Y que opinais de la nueva? :P Diox, juro que cuando le pedi a Deed que me la dibujara, para ver si lo que tenia en mi mente funcionaria, no esperaba que fuera a quedar tan bien!!

En fin, espero que os haya gustado, ya sabeis que vivo por vosotros (oighs..)

Vorian dijo...

Pues a mi me ha gustado mucho ^^

Ademas el desarrollo de Nahara es bastante especial, el personaje por lo menos me ha ido ganado, en cuanto a la chica nueva promete XD

los fanart tb estan buenos (MUY bueno

y solo queda esperar...

en cuanto al perrito apenas lo menciono me lo relacione XD es que el perrito se roba la atencion.

y ahora solo queda esperar...

Deed dijo...

jum... Nahara ha ganado algunos puntos, pero teniendo en cuenta lo que le ha hecho a Yorüen... se queda como estaba XDDDD (eh, podría haber perdido puntos, así que está bien así, no? XD)

nah, en serio, está genial!!!, muy bien descrito, las emociones están realmente bien plasmadas y cuando a Nahara se le ha ido la pinza se me han puesto los pelos de punta :__D

y me alegro de que te guste el dibujito, aunque ya sabes que aun queda ponerle el color :)

Sinkim dijo...

Una duda, ¿la muerte de Yorüen es definitiva? porque es la 1ª vez que le matan con una espada de Guardaluz, por lo menos por lo que sabemos por ahora... :-D

Es de suponer que una espada de Guardaluz y una guadaña de Nocheeterna afectarán de forma diferente a las almas, una atacará con luz y la otra con oscuridad y posiblemente a Yorüen le afecte bastante más la luz que la oscuridad :-)

Podría ser gracioso y dar bastante juego que como le han matado con una espada de luz Yorüen renaciera esta vez en Guardaluz aunque muy debilitado :-D

Por cierto, sigo pensando que son unos espias pesimos, les descubre todo el mundo a la primera XDDD

P.D: en el parrafo siguiente a "Y tu oportunidad pasó" a la frase "Ella podía haber rechazado" le falta algo, para que lo cambies antes de encuadernar la versión definitiva :-)

Anónimo dijo...

Por qué te cargas a Yorüen!!!!
Era el alma de la fiesta xDDD
ah y una cosa, no es x joder si no pa k lo sepasy si puedes korregirlo," no parecía ser sino escalofriantes fragmentos de imágenes escalofriantes."
Ahora mismo no se me ocurre un sinonimo para alguna de ellas...pero weno xD

Pues que decir, que me encanta la historia ^^


SimplemntYo

Bss

Vorian dijo...

Falta mucho para el proximo capitulo...?

Corama dijo...

Que conste que tienes una nueva adepta.
No digo más.
Bueno si, enhorabuena a los dos autores de los dibujos, no sabría decir que fue primero dibujo o descripción, muy buenos.

Tréveron dijo...

Vorian, especificando una fecha concreta, dire que para el proximo capitulo falta prrrrrtzzzzzz....

En serio, solo se me ocurren cosas de capitulos venideros y para el siguiente solo tego una vaga idea >_<

Y Corama, que decir sinó... JA!! TE HE ENGAÑADO PARA QUE TE QUEDES!!

tamara dijo...

no se habrá muerto Yorüen pa siempre no??? :(
La reacción de desesperación de Nahara no me la esperaba. Ha sido toda una sorpresa.
Y la tipa nueva parece interesante, me encanta la descripción del personaje :)
Además los dibujos le dan un toque especial al capítulo. Están geniales :D

Vorian dijo...

"Vorian, especificando una fecha concreta, dire que para el proximo capitulo falta prrrrrtzzzzzz...."

Que fecha mas especifica ¬¬

Que no sientes piedad por tu publico que espara ansioso saber la suerte que ha corrido Yorüen?

Eres malo ToT

Pote dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pote dijo...

Como autor del dibujo de Yorüen diré, ante todo, gracias por las críticas, todas ellas favorables. Seguramente alguno piense que el dibujo es una mierda, y seguramente también piensa que, como persona adulta y madura que soy, aceptaré la crítica... ¡pues no! ¡¡¡Si alguno se atreve a decir algo malo de mi dibujo, juro que le partiré las piernas y torturaré a sus seres queridos delante de sus putas narices!!! ¡Mi esfuerzo me ha costado! ¡Cabrones! ¡Apaches!
Y nada, que eso... que gracias y... paz.