No grave will hold me...

No grave will hold me...
Os estoy vigilando...

martes, 2 de septiembre de 2008

Dreaming sorrow

Bien es sabido por los lectores de este blog (los que no lo seais lo sabréis ahora) que no tiendo a hablar de mi vida por estos lares. No por nada, sino porque no la considero lo suficientemente interesante como para que la gente se moleste a leerlo. Pero anteanoche tuve un sueño, y me apetece compartirlo para que no me pese tanto.

En él, lo primero que recuerdo es, simplemente, llegar a casa. Es la hora de comer, y yo vengo de la universidad. Como siempre, entro en mi habitación y dejo la mochila, cansado. Mi familia está ya comiendo, y yo voy al aseo para lavarme las manos. Lo hago, y ademas me lavo la cara, porque tengo calor.

Entonces, mirándome al espejo, le oigo. Una voz desde la cocina. La voz de mi abuelo, al cual todos sus nietos llamábamos Papá Andrés.

Evidentemente, no podía ser. Falleció el pasado 12 de diciembre.

Observo mi cara asombrada en el espejo y, como es natural, asumo: "Debe de haber sido alguna voz parecida de la tele". Aunque ese breve instante en el que oía su voz fue... reconfortante.

Como siempre era oír su voz.

Con el paso apesadumbrado, al revivir su entrañable recuerdo, voy para la cocina. Huele a lasaña. Genial, me encanta la lasaña que prepara mi madre.

Y ahí está. Le veo. esta ahí. Comiendo mientras ve la tele.

Me resulta imposible describir el huracán de sentimientos que ascienden, girando en espiral, desde el estómago hasta mis ojos, que incapaces de soportarlo más, rompen a llorar.

Me abalanzo sobre él y le abrazo. Como hacía antes. Como hacía cuando era pequeño. Como he hecho toda mi vida.

- ¡¡PAPÁ ANDRÉS!! ¡MI PAPÁ ANDRÉS!

Dios, grito como si me fuera la vida en ello. Le abrazo como si me lo fueran a arrebatar otra vez. Lloro como si no hubiera nada más por lo que llorar en el mundo.

Pero nadie más de mi familia parecía extrañarse lo más mínimo por lo que sucedía.

- ¡¿PERO ES QUE NO LE VÉIS?! ¡¡EL PAPÁ ANDRÉ ESTÁ AQUÍ!!

No le solté hasta que recordé que hacía poco que había descubierto que yo he heredado mis ojos de él. Mi padre no los tiene como él, sólo yo. Esos ojos que, como los míos, son verdes y marrones. Confundido, le dejo de abrazar y le miro a los ojos. Pero no veo aquello que quería ver.

Como si alguien torpe y desganado, con un simple rotulador maltrecho hubiera pintado solo los inmaculados globos oculares de mi abuelo, sus ojos eran dos puntos negros irregulares y macabros. Sonreïa. Pero su sonrisa carecía por completo del calor entrañable que irradiaba cada vez que recordaba alguna de sus infinitas historias.

Aquel rostro era el de mi abuelo pero, de alguna manera, no lo era.

- ¿Papá Andrés...?

Le suelto y camino hacia atrás, horrorizado. Aquella no era una sonrisa de este mundo.

Era la sonrisa de algo que, precisamente, no estaba ya en este mundo.

Aun llorando a mares, me agarro la cabeza y caigo de rodillas, gritando con la mente retorcida en un sentimiento de dolor asfixiante.

Y entonces me despierto. Y mi almohada está literalmente empapada con mis lagrimas, que habían osado rebasar la barrera de los sueños.

Es curioso como, a veces, la mente nos juega malas pasadas.

Es curioso como podemos llegar a ser nuestros propios enemigos, sin proponérnoslo.

9 comentarios:

Delerium dijo...

cierto,no es gracioso y no m voy a compadecer...

la verdad no tengo nada ke decir...

Deed dijo...

es terrible perder a una persona querida... tristemente, es algo con lo que lo unico que se puede hacer es seguir caminando hacia delante, siempre con su recuerdo en el corazón.
Recorre tu camino con decisión, para que los que están ahora en un lugar mejor vean que sigues hacia delante, usando como motor su recuerdo.

animo cielo, sabes que no caminas solo, y que nunca dejaré que lo hagas.

ELSEwok dijo...

No puedes imaginar lo que he recordado al leer la entrada. En serio, ha sido como revivir un pasado que bien podría ser reciente, pero que mi "corta" edad hace que quede demasiado lejos.

En parte me ha alegrado, por recordar a los familiares que ya no están, pero por otra parte me he sentido bastante triste. Esto es la vida, ¿no?

Daialian dijo...

Pufff supongo que el fallecimiento de tu abuelo fué terrible para ti, y lo siento, pero el sueño no es más que una pesadilla de una etapa de tu vida de nervios ¿me equivoco? son sueños en los que creemos conseguir cosas imposibles, pero que luego se transforman en cosas peores a la estabilidad... yo en epoca de examenes tengo mil pesadillas de esas.

Muchos animos ;)

secun dijo...

bueno, hoy solo dire que aveces la realidad parece una pesadilla de la que no podemos despertar, y muchos nos negamos ha aceptarla.

LiDiSaN dijo...

Yo tambien pensaba que podría soñar siempre que quisiera con mi madre, y que todo sería muy bonito, la verdad es que solo recuerdo haber soñado una vez con ella y fue bastante triste, no desagradable, pero muy triste.

Procuro recordar buenos momentos y olvidarme de los que no son tan bonitos o agradables para el pensamiento y que te hacen venirte abajo en ocasiones.

Tienes toda la razón en el que peor enemigo somos nosotros y la mente nos juega muchas malas pasadas es increible como un recuerdo puede hacer que te vengas abajo en un segundo y no conseguir remontarte por ninguna cosa.

La mente y la imaginación tienen un gran poder pero lo malo es que no siempre es para beneficiarnos sino para tener malas experiencias como la tuya, pero al menos gracias a la memoria a veces podemos recordas buenos momentos vividos con esos seres querido.

Yo ahora mismo desearia poder volver a oir esa voz, o pasar un rato sentadas juntas en el sofá viendo cualquier gilipollez de programa como haciamos antes... quizás os parezca una tonteria, pero os puedo asegurar que el detalle mas simple cuando te falta alguien tan importante en tu vida, ese detalle tan tonto, como una llamada para ver como estas, o el mero exo de que te diga A COMERRR!!!cuando todo eso ya no es posible,te das cuenta de que esa persona no esta; asi que creo que lo mejor es disfrutar de esos momentos de felicidad que podaís tener con la gente que quereis de verdad, vivirlos intensamente como si fueran a ser lo ultimos, porque realmente nunca sabemos que nos tiene deparado el destino, y no es una frase exa con el tiempo los que no se hayan dado cuenta ya, veran que la vida te puede cambiar en una decima de segundo y lo que creiaís ser hasta ahora, no lo volvereis a ser, por que habreís cambiado, tu vida habrá cambiado. Y eso por desgracia no depende de vosotros.

En Fin espero que todo lo que he dixo no os haya aburrido, porque por desgracia cada vez nos tocará a uno pasar por este tipo de cosas, y si es así y os he aburrido... pues es una lastima porque ahora me toco a mi, o Andrés, pero todos estamos en el misma cola delante de un acantilado y cada vez le toca a uno, puede ser que sea alguien que os toque de cerca o no.

Solo decirte Andrés que muxo Animo, aunque se que todo ese tipo de cosas no sirve para nada, por lo menos a mi no me valen, porque la pena y la falta la vas a seguir teniendo, solo te aconsejo que si puedes hacerlo, porque yo no lo consiguo, pero si tu puedes... intenta acordarte de los muchos y seguros que buenos recuerdos tienes de tu Papa Andrés.

BESOSS!!!

LiDiSaN dijo...

Me ha quedao un poco largo, ahora te podrás quejar de que tengo que terminar de leer tu RELATO, pero NO TE QUEJARAS DE QUE NO COMENTO ¬¬

Noe-Chan dijo...

Tienes razon, a veces nosotros mismos somos nuestros peores enemigos...
Pero hay que aprender a vivir con ello, porque desgraciadamente no podemos hacer nada.

Animo, chico, que la vida son dos dias y uno no puede estar pasandolo mal, ¿eh?

El Jose dijo...

Este... ¿mala pasada?.

¿Hubieras preferido no volver a oír esa voz, ni comprobar en tus propias can-nes que aún tienes vivo a tu abuelo en algún lugar de esa cabecita que tienes?

Chavalote, conozco gente que se hubiera cortado un dedo por eso, y a tí sólo te ha costado un shock nervioso... joer chato, no vas a encontrar mejor oferta ni en el Mediamarkt. Sí, ya sé que estás hecho polvo, pero me alegro un puñao por tí. No esperes entender por qué, contéstame de aquí a diez años. (Al Biofrutas invito yo, si tú me pagas el cubata) ;)

Si es que no lees la letra pequeña, coño. Te dijeron que era ETERNO. E-ter-no. Pero nadie dijo nada sobre que tenía que ser de carne y hueso. Mira, al final llevaban razón.

Es curioso que tanto abuelo como nieto no sólamente compartan ojos, sino que si el abuelo tuviera un blog, probablemente hubiera escogido las mismas palabras que el nieto ha escogido para encabezar siempre el suyo. Puñeterooooos...